Independientemente del nivel que tengamos a la hora de practicar deporte, en un momento dado nos podemos encontrar ante una rotura de fibras, de manera que es muy importante que aprendamos cómo tenemos que actuar en estos casos, y tomemos las decisiones más acertadas para reducir el riesgo de la lesión.

Qué tipos de rotura de fibras existen

La rotura de fibras es una lesión muscular que se producen por un cambio de forma brusca del músculo, ya sea debido a un golpe o a un esfuerzo excesivo.

Existen cuatro grados de rotura de fibra que son:

  •         Grado 0: es la más liviana de todas, y es casi imperceptible.
  •         Grado 1: la lesión afecta a menos del 5% del músculo.
  •         Grado 2: afectará a un máximo del 50% del músculo.
  •         Grado 3: rotura del músculo.

Cuánto tarda en recuperarse una rotura de fibras

El tiempo de recuperación de la lesión variará en función del músculo afectado y del grado de la lesión.

No obstante, podemos destacar tres fases:

  •         Fase aguda: dura hasta dos días y es cuando el músculo está inflamado.
  •         Fase regenerativa: dura un máximo de dos semanas y es el plazo en el que se repara el músculo.
  •         Fase fibrogénica: dura hasta un mes y es cuando se van formando las nuevas fibras para la movilidad.

Qué hacer y qué no hacer en caso de rotura de fibras

Lo mejor que podemos hacer ante una lesión muscular es acudir a un médico de confianza, el cual se encargará de realizar el diagnóstico.

Además, también nos indicará el proceso a llevar a cabo, que incluirá tanto la recuperación como posterior tratamiento en el fisioterapeuta.

Pero lo que no debemos hacer nunca es confiar en supuestos profesionales de dudosa procedencia, realizar masajes por nuestra cuenta, o incluso continuar con la práctica deportiva puesto que todo ello sólo nos conduce a un agravamiento de la lesión.

Si os encontráis con que se produce una rotura de fibras en algún músculo por un golpe o sobreesfuerzo, es muy importante que tengamos en cuenta qué es lo que podemos hacer y qué debemos evitar para que la lesión no se agrave y comience cuanto antes su recuperación. Esperamos que estos consejos que os damos desde Instituto Poyet sean de utilidad.

 
Call Now Button