Cuando se practica constantemente un deporte, se corre el riesgo de sufrir alguna lesión. Esta puede terminar causándonos mucho dolor o en el peor de los casos impedirnos el poder continuar practicando dicho deporte. Es aquí donde la fisioterapia juega un papel importante, debido a que se centra en la prevención y tratamiento de estas lesiones. 

Las lesiones físicas que podemos llegar a sufrir dependen principalmente de la actividad deportiva que realizamos. Por ejemplo, en el futbol las más comunes son esguinces de tobillo o rodilla. Mientras que en el beisbol se suelen sufrir lesiones musculares y tendinosas. Es por ello que siempre al entrenar debemos tener presente las limitaciones de nuestro cuerpo y los riesgos que la actividad física conlleva, para poder tomar las medidas de seguridad necesarias.

Tipos de lesiones deportivas más frecuentes

Las lesiones deportivas se pueden definir como accidentes causados durante la práctica de algún deporte, creándonos cierta molestia o daño en el cuerpo. Las lesiones más comunes pueden ser esguinces de tobillo, distensiones en la espalda, fracturas de huesos, tendinitis, luxación de rótula, fascitis plantar, distensión muscular, desgarro o rotura de fibras. 

Cabe destacar que al sufrir alguna de estas lesiones se pueden presentar síntomas como hinchazón, dolor repentino, maltrato en la zona lesionada, no poder apoyar o hacer fuerza con el músculo o zona lesionada. 

¿Cómo se tratan las lesiones deportivas en la fisioterapia?

Antes de explicar cómo se tratan las lesiones deportivas en la fisioterapia, es importante destacar que esta es una rama de la medicina enfocada en reparar y restaurar la movilidad física de aquellos que llegaron a sufrir algún tipo de trauma. Para ello es importante contar con un diagnóstico certero, el cual les permita a los fisioterapeutas definir cuál es la mejor técnica para solucionar dicho inconveniente. 

Como podemos notar la fisioterapia cuenta con múltiples métodos para poder tratar adecuadamente las lesiones deportivas. Entre las más destacadas se encuentra el amasamiento manual, la electroterapia, el infrarrojo, las técnicas de estimulación propioceptivo, el masaje deportivo, los estiramientos musculares y kinesiotaping o el vendaje. Si deseas conocer más sobre las lesiones deportivas y cómo la fisioterapia puede ayudar en la recuperación, contáctanos. En Fisioterapia Sevilla contamos con profesionales especializados en las diferentes áreas de la medicina.