Cualquier malestar físico es una sensación bastante incómoda que nadie debería de sufrir. Especialmente si son de esos que te inhabilitan para trabajar o moverte con tranquilidad como las jaquecas o los dolores de espalda. Es por ello que la fisioterapia para hernia discal en Sevilla se presenta como una gran alternativa cuando se necesita tratamiento para este molesto dolor lumbar. De esta manera, la terapia muscular ayudará a desinflamar el área y a reducir el dolor que te genera el abultamiento de la hernia.

Tomándolo en cuenta, desde el Instituto Poyet te traemos la información que necesitas tener en cuenta si tienes una hernia discal y últimamente te ha estado doliendo.

¿De qué se trata una hernia discal?

La espalda de los seres humanos depende de la columna vertebral para mantenerse firme y erguida. De igual forma, la columna está compuesta por pequeños huesos, es decir las vértebras, que se amortiguan entre sí por unas almohadillas llamadas discos. 

Asimismo, todo este sistema de amortiguamiento cuenta con muy poco espacio entre cada vértebra. Como consecuencia, cuando el interior de estos ovalados discos vertebrales se filtra hacia el borde o fuera del anillo discal, roza con los nervios espinales, causando un dolor que puede llegar a ser severo. Por lo tanto, a este abultamiento del disco vertebral es lo que se conoce como hernia discal. 

Principales causas de las hernias discales

Las hernias discales pueden aparecer a cualquier altura de la espalda porque los discos vertebrales están entre todas las vértebras. Ahora bien, la causa de estos abultamientos es bastante imprecisa, ya que un solo movimiento con la suficiente tensión o una mala postura a lo largo de los años pueden ser los detonantes para su aparición. 

Además, los discos vertebrales son estructuras que se degeneran con la edad, ya que con el envejecimiento, los ligamentos que los mantienen firmes empiezan a fallar. 

¿Cuáles son los síntomas de una hernia discal?

Por otro lado, los síntomas de las hernias discales varían mucho, ya que estos dependerán del tamaño del abultamiento y de en qué parte de la columna se encuentren. Sin embargo, entre sus síntomas más comunes están:

  • Dolor en piernas y brazos: si la hernia esta ubicaba en el cuello o cercana a él, un dolor de hombros y brazos podría sucederte. En cambio, si está en la espalda lumbar, los glúteos, las piernas y pantorrillas podrían sentirse adoloridos.
  • Debilidad: los músculos que dependan del nervio afectado podrían debilitarse. De manera que tu capacidad para levantar y sostener objetos disminuiría en los episodios de dolor crónico.
  • Adormecimiento u hormigueo: suele sentirse un hormigueo o entumecimiento en el área del cuerpo servido por el nervio espinal presionado. 

¿Qué beneficios tiene la fisioterapia para una hernia discal?

Inicialmente el tratamiento que se usa para las hernias discales es bastante conservador con el fin de evitar una intervención quirúrgica. Es por ello que se suele recomendar disminuir la actividad física durante los días o semanas que dure el malestar. Sin embargo, hay veces que ni los antiinflamatorios son suficientes, y es por ello que se recomienda asistir a un fisioterapeuta. 

Ciertamente, la fisioterapia resulta ser una opción ideal para tratar hernias discales. Esto se debe a que en ella se realiza una profunda evaluación que permitirá diseñar el tratamiento para cada síntoma padecido. Al mismo tiempo, el uso de esos antiinflamatorios y de relajantes musculares podrían resultar más efectivos cuando se acompañan con la fisioterapia. 

A su vez, en los programas diseñados en centros terapéuticos como Poyet clínica de fisioterapia en Sevilla se usan las mejores técnicas en función de la historia clínica de cada paciente. Si deseas tener más información sobre como la fisioterapia podría beneficiar a tus hernias discales, no dudes en comunicarte con nosotros, esteremos encantados de ayudarte.

Call Now Button