Fisioterapia para acúfenos

por | Sep 9, 2021

Los acúfenos son zumbidos o pitidos que se reproducen en los oídos, como cuando hacemos un cambio brusco de altura al viajar. Sin embargo, este sonido es permanente y cuando se trata de estos casos, existen distintas formas de tratarlos. Una de ellas, sin lugar a dudas es la fisioterapia para acúfenos, cuyo tratamiento incluye diversas técnicas que buscan disminuir y desaparecer este diagnóstico clínico.

Tinnitus, como también se le conoce, son aquellos ruidos que se perciben sin tener una fuente que los produzca. Ocurren debido a que nuestro cerebro interpreta que existe un ruido cuando no es así. Es por ello que se trata de una patología compleja, que requiere de la intervención de un tratamiento completo como el que ofrece la fisioterapia.

¿Qué tipo de acúfenos hay?

Antes de avanzar con los tratamientos de fisioterapia para esta patología es necesario saber que los acúfenos pueden ser de alta y baja frecuencia, constantes e intermitentes. También pueden sentirse tanto en uno como en ambos oídos. Pueden originarse como consecuencia de estrés emocional, incluso por el trastorno de la articulación temporomandibular o ATM, pero en cualquier caso solo existen dos tipos de acúfenos, los cuales son: 

1. Subjetivos

Los subjetivos representan la mayoría de los casos de acúfenos, ya que constituyen el 95% de las atenciones médicas. Con este tipo de tinnitus se perciben ruidos cuando no existe ningún estímulo acústico, es decir que otras personas no pueden escucharlos.

2. Objetivos

Estos son los casos más raros, ya que los sonidos pueden ser percibidos por el paciente y el médico. Los acúfenos objetivos son aquellos que provienen del ruido provocado por el flujo de los vasos sanguíneos, que provocan un sonido pulsátil y sincrónico con el pulso. Cuando se habla de pulsátil, se hace referencia al ritmo de los latidos del corazón.

Tratamientos que la fisioterapia ofrece a los acúfenos 

La fisioterapia especializada de Poyet fisioterapeutas Sevilla puede ayudar a disminuir o mitigar los acúfenos. Esto se debe a que cuando la tinnitus proviene de una tensión muscular, por sobrecargas de cuello o mandíbula, la fisioterapia es el tratamiento ideal para ayudar a los pacientes con estos síntomas.

Igualmente, con la fisioterapia se pueden aplicar varias modalidades de tratamiento. En estas se incluyen técnicas de relajación, ejercicios de autoestiramiento muscular y movimientos focalizados en el cuello. También se puede trabajar con los siguientes métodos:

1. Punción seca

La técnica de punción seca es recomendada para aquellos casos donde se presente un acúfeno muy lateralizado sumado a una audición simétrica. Esto significa que son ideales para acúfenos inducidos somáticamente. Además, la razón por la que no se pueda aplicar en todos los casos es debido a que aún se trata de una enfermedad con pocas clasificaciones y por ello, los resultados al utilizar punción seca son diversos.

Este método llamado punción seca de puntos gatillo miofasciales para el tratamiento del acúfeno fue publicado por primera vez en 1960. Posterior a ese año, se realizó un estudio experimental con 178 pacientes, en él se pudo observar que tras varias sesiones de punción se logró erradicar el acúfeno en 15% de los participantes. Mientras que el 30% de remisión total del sí­ntoma desaparecieron a los 6 meses.

2. Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea

La estimulación nerviosa eléctrica transcutánea, TENS, realizada en áreas próximas a la oreja logran incrementar la activación del NCD mediante la ví­a somatosensorial. Incluso es posible aumentar la inhibición del núcleo en el SNC, lo cual logra reducir el acúfeno. 

Si deseas obtener más información sobre la fisioterapia para acúfenos, no dudes en contactarte con Poyet fisioterapeutas en Sevilla, tu salud nos importa y por ello, estamos para servirte.

Abrir chat
Escanea el código
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?
Call Now Button