Seguramente en algún momento de nuestras vidas hemos sentido un dolor general acompañado de cansancio. Ahora imaginemos tener esos síntomas de forma permanente, pues, de eso se trata el trastorno de la fibromialgia, el cual está caracterizado por la presencia de dolor crónico.

Aunque parezca extraño, alrededor de un millón de españoles la padecen y un 2,4% también sufre las consecuencias de tener esta enfermedad, que en la mayoría de las veces impide llevar una vida normal.

¿Qué es la fibromialgia?

Se trata de un dolor localizado en los músculos y en el tejido fibroso, es decir en los ligamentos, así como en los tendones. Por tanto, la fibromialgia es una enfermedad que provoca un dolor musculoesquelético general, sumado a un efecto de malestar que se focaliza en puntos específicos, mismos que pueden cambiar de posición cada cierto tiempo.

Como mencionamos anteriormente, alrededor del 2,4% de la población mundial padece fibromialgia y generalmente, los pacientes son mujeres que rondan los 25 y 50 años. además, este trastorno puede presentarse como fibromialgia primaria, es decir como única alteración. Pero, también puede estar asociada a otras enfermedades, en este caso es diagnosticada como fibromialgia concomitante.

Por ello, su tratamiento puede variar, aunque básicamente se trata de la receta de analgésicos o antiinflamatorios. Sin embargo, en los últimos años la fibromialgia forma parte de los programas de la fisioterapia en centros como clínica de fisioterapia Poyet, donde contamos con los equipos de última generación y profesionales altamente capacitados sobre este síndrome.

¿Cuáles son los síntomas de la fibromialgia?

Los principales síntomas de la fibromialgia son el dolor generalizado y el cansancio, este último es producto de batallar con el mismo dolor. No obstante, esta enfermedad siempre está acompañada de otras molestias, como:

  • Provoca rigidez generalizada, este síntoma hace difícil levantarse por las mañanas. Además, genera inflamación en manos y pies. 
  • Hormigueos que comúnmente se presentan en las manos.
  • Aunque muchas personas hacen referencia solo al dolor, también puede sentir quemazón y molestias, esto se debe a que el dolor puede variar en el transcurso del día. Dependerá del estado de ánimo de la persona.
  • Los pacientes presentan un 90% de cansancio, alrededor del 70% tienen trastornos del sueño y un 25% padecen ansiedad o depresión. 
  • Igualmente presentan poca tolerancia al esfuerzo, jaquecas, colon irritable, sequedad en la boca y los ojos.

¿La fibromialgia se trata de una enfermedad viral?

La fibromialgia no es un virus, por tanto, no se transmite. Se trata más bien de una alteración en las neuronas receptoras del dolor, también llamadas nociceptores, que se vuelven muy sensibles y esto hace que ante cualquier percepción de invasión reaccionen de forma exagerada. 

Lo antes mencionado, se puede decir que es la base de la enfermedad, sin embargo, a ciencia cierta se desconoce las causas de esta alteración. Por otra parte, la fibromialgia se reconoce como síndrome. Por tanto, el encargado de detectar estas alteraciones es el reumatólogo.

Además de ello, se puede afirmar que existen varios factores que se ven implicados en el origen de este síndrome. Esto se debe a que hay casos donde la fibromialgia se desarrolla silenciosamente y sin motivo aparente. Mientras que hay ocasiones donde la enfermedad se ha desencadenado a raíz de otros estímulos como una infección, un accidente u otra enfermedad crónica, como lupus o artritis reumatoide. 

Con esto no queremos afirmar que dichos procesos son los causantes de la fibromialgia, sino que pudieran ser los motivos que la despierten. Esto se debe a que tiene la particularidad de ocultarse y reaccionar ante estímulos como los mencionados.

Si deseas obtener más información sobre el síndrome de la fibromialgia, no dudes en contactarte con fisioterapeutas en Sevilla.

Call Now Button