Existen muchas personas que aseguran sufrir fuertes incomodidades con la llegada del frío, sobre todo cuando han padecido algún tipo de traumatismo. Basándonos en esta realidad, desde el Instituto Poyet te contamos todo sobre los dolores y lesiones más comunes en invierno. Aunque podría parecer que no existe un vínculo entre estas palabras, la verdad es que las personas que realizan el señalamiento antes expuesto están en lo cierto. 

El mundo que nos rodea ocasiona cambios importantes en todos los seres humanos y el clima no escapa de esta verdad absoluta, a pesar de que no es tan literal como muchos piensan. 

¿Cómo se podría explicar el dolor en el invierno?

Para dar respuesta a esta pregunta existen distintos focos, los cuales serán necesarios para comprender a plenitud la relación entre el mundo exterior y nuestro cuerpo. Aunque muchas personas acreditan el dolor a la temperatura en sí, la verdad es que la presión barométrica es la culpable de todos los males. Esta también es conocida como el peso de la atmósfera que nos rodea. 

De forma gráfica se podría decir que los tejidos que cubren las articulaciones son una especie de globo y la tensión barométrica los empuja contra el cuerpo sin darle la posibilidad de expandirse. Malestar que empeora si existe una cicatrización, lesión, inflamación, entre otros. 

¿Cuáles son las lesiones más comunes en invierno?

Antes de enumerar dichos traumatismos es importante destacar que el cambio de temperatura afecta a los músculos y articulaciones, por lo que se produce una alteración en el cuerpo. Si la persona no logra tener la temperatura corporal idónea para realizar ejercicios, muy probablemente terminará lastimada. Entre las lesiones más comunes se encuentran:

  • Desgarre de músculos grandes ubicados en las extremidades inferiores. 
  • Afecciones en las articulaciones, producto de alguna inflamación importante por malos movimientos. 
  • Fractura o esguince en tobillos o muñecas, a causa de caídas por el suelo resbaloso y húmedo. 

Es importante destacar que para evitar este tipo de afecciones resultará fundamental realizar ejercicios de calentamiento, utilizar zapatos adecuados y ser precavidos con el camino. Si deseas obtener más información sobre estas lesiones o tratar tus molestias con especialistas en la materia, no dudes en contactarte con nosotros en Fisioterapia Sevilla.