Aprender a evitar el dolor de espalda por estrés es sin lugar a dudas una prioridad para quienes padecen constantemente de este malestar. 

Sin embargo, pocos pacientes conocen métodos viables y convenientes que pueden incluir en su día a día para mantener alejados las contracciones lumbares.

Por ello, desde Poyet te planteamos algunos consejos que facilitarán esta tarea para ti. Y a raíz de estos cambios, podrás evitar el dolor de espalda por estrés durante muchas semanas e incluso meses:

1. Practicando ejercicio físico

Durante las prácticas deportivas se liberan endorfinas que ayudan a equilibrar las emociones y por sí misma es una actividad que distrae la mente de las preocupaciones personales.

A su vez, se mejora la fuerza muscular, la flexibilidad y la circulación sanguínea. Todos estos cambios ayudan a desinflamar los puntos de presión que te incomodan en tu espalda cuando te sientes agobiado por el estrés.

2. Incorporando la fisioterapia en tu rutina de cuidados 

La fisioterapia también se encarga de atender estos malestares, pero desde un enfoque mucho más efectivo y puntual. 

El uso de técnicas como la diatermia, la crioterapia o la radioterapia, sumándose a la punción seca y a los masajes focalizados, pueden frenar el desarrollo del dolor de espalda desde la raíz.

La relajación que se siente al ser atendido por un fisioterapeuta también ayuda a que el estrés desaparezca, o al menos disminuya. Sobre todo si lo aplicas como un cuidado rutinario para velar por tu salud integral.

3. Manteniendo una buena postura lumbar al caminar

Cuando una persona se somete a altos niveles de estrés en su cotidianidad, el cuerpo comienza a somatizar síntomas dolorosos en los lugares que están más vulnerables.

De modo que una postura inadecuada sienta las bases para que el dolor de espalda generalizado empiece cuando la mente se siente agobiada.

Mantenerte erguido y dormir con una postura correcta, que se distingue por una buena alineación vertebral, puede ayudarte a que dejes de experimentar dolores en la espalda por estrés. 

4. Aprendiendo a drenar la ansiedad de formas saludables

Si el estrés es la causa principal de tus dolores lumbares y cervicales, es urgente que empieces a buscar medios para drenar tu ansiedad saludablemente.

Como te comentamos, el ejercicio es un excelente opción, pero controlar tu ciclo respiratorio con exhalaciones e inhalaciones programadas es igual de conveniente y práctico. 

Recuerda que tu mente influye de manera directa en tu salud física. Si deseas empezar a controlar tu dolor de espalda por estrés de la mano de un equipo de especialistas fisioterapéuticos, no dudes en contactar con nosotros

Call Now Button